miércoles, 24 de agosto de 2011

Tinieblas de luz

Corto cuento.



Se dice que en el principio del mundo existió un  lugar en donde todo era oscuridad, no había ni un rastro de luz, pero se llegaba a distinguir algo…. ojos, por doquier enormes y temibles ojos rojos. Eran los ojos de los habitantes de aquel lugar no podemos distinguir siluetas o cuerpos, solo vemos sus terribles y penetrantes ojos rojos como la sangre que brillan entre la penumbra. Además se escuchan sus llantos, horribles y sordos llantos que quieren anunciar que están ahí, que existen, que aun hay vida en esa oscuridad.

Y fue  entonces que del cielo negro como brea se abre y surge una columna de luz. Es tan repentino, tan sorprendente que los chillidos lastimeros de aquellas criaturas se acallan y todos observan silenciosos como de aquella gran columna empieza a brotar un agua igual de luminosa . Tan abundante es el agua que forma un rio de luz, las criaturas maravilladas observan pasivas las aguas y aunque no se acercan a el sabemos que están tranquilas ya que sus ojos cambian de un rojo fuego a un azul tranquilo como el cielo en primavera .

Nadie sabe por que la luz apareció en aquel extraño lugar o hace brotar el agua que cubre las tinieblas y apacigua a las bestias, solo se sabe el rio seguirá hasta el fin del mundo, incluso mas allá.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario